miércoles, 19 de julio de 2017

Diario de a bordo


Un incoherente compulsivo, o el adalid del Igual da

Alguien aconsejó hace años, que antes de soltar una frase delicada lo mejor es pensarla dos veces. Decididamente este consejo no ha llegado hasta Pedro Sánchez, que opinando sobre el desafío independentista catalán y con tal de hacerse ver, acaba de proponer que el Estado haga una “quita” de la deuda de la Generalitat.
¡Vaya! Me sorprende que el adalid de la “Igualdad ante todo y para todos” proponga un trato desigual para la Generalitat. Es decir, que el resto de Comunidades Autónomas paguen su deuda integra, pero en cambio, a Cataluña que se le haga una quita.
Me pregunto ante todo, si es este su concepto “de izquierdas, programático y socialista” de “Igualdad” para todo, porque me parece un concepto de igualdad el suyo chusquero y amañado, o por decirlo en otras palabras, amoldado a sus intereses del momento.

Siguiendo por el mismo camino, lo mismo puede pedir mañana, que a los militantes del PSOE se les haga una quita en el IRPF. Veremos si lo hace, o si pide una quita en sus competencias como Secretario General del PSOE, puesto que sólo le votó un poco más de la mitad del partido, el resto votó otras opciones y por tanto en contra suya.

No resulta fácil entender las propuestas de un incoherente compulsivo como es Sánchez. Me pregunto que debe significar para él realmente, el concepto de Igualdad, como también me pregunto desde hace días, como pudieron entenderle los poco más de la mitad de militantes que le votaron. ¿O es que ni se molestaron en entenderle, puesto que practican la confianza ciega en el líder?
Si se tratara de este segundo caso, sería un síntoma claro de decadencia y a las pruebas me remito: Sánchez propone un modelo de Estado federal que ni él mismo sabe definir y ahora propone que su concepto partidista de Igualdad, se rectifique con el único objetivo de tener algo que decir. En resumen, son propuestas de sargento chusquero.

Sánchez ya ha llevado a su partido a dos desastres electorales y a mí me da, que sus partidarios no piensan en términos de utilidad para todos –incluso para ellos mismos- sino en términos de sectarismo recalcitrante. Y ocurre, que el sectarismo nunca solucionó ningún problema ciudadano, al contrario, los creó.
No estoy diciendo que no tengan derecho a votarle como su Secretario General, lo que digo es que también tienen derecho a equivocarse y así lo han hecho.

A mi entender, aquí tienen la prueba del adaptable y cambiante Sánchez: acaba de cambiar a uno de los principales pilares políticos de su partido: el de Igualdad por el Igual da.

Mijail

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]