miércoles, 21 de junio de 2017

Diario de a bordo


Hay cosas que no cambian

No hace tantos años, a quienes oíamos proponer imposibles o relatarnos sus falsas cualidades, les teníamos directamente por unos “fantasmas”, aun cuando no se presentaran tapados con una sábana. Sin duda, sus sustitutos actuales queriendo rizar el rizo, pretenden que basta con transformar el lenguaje para que cambie la realidad. El actual mensaje fantasmero viene a decir que, “la gente” puede ser lo que se proponga, basta con crear y emplear nuevos conceptos. Transitando por esta vereda se encuentran el PSOE de Pedro Sánchez -que no el otro- y Podemos, que nos quieren convencer de que los hechos no importan: ellos trabajan con la “plurinacionalidad”, como si empleando este palabro pudieran reducir a una nación a la nada. Aquí añaden otro palabro impostor cual es el “multiculturalismo”, como para intentar borrar toda la cultura occidental con una palabra.
Sinceramente creo ver, como los fantasmas actuales siguen ocupando su lugar. Y de existir algún común denominador claro entre los citados personajes de ambas épocas, es que nos toman a los demás por imbéciles.

A mí no me cabe la menor duda de cuánto digo, porqué: ¿Qué ofrece el PSOE que no ofrezcan los demás? Ni siquiera puede presentarse como la verdadera izquierda porque ahí está Podemos que no cesa de repetirlo y a quien en 2015, Sánchez regaló el poder local para -en sus propias palabras-, tener un “mapa rojo” de España. Total, en octubre de 2016, el generoso listillo Sánchez fue defenestrado por el Comité Federal de su partido, ese día hasta él mismo salió “colorado” del Comité. Una equivocación. A pesar de todo, él sigue perseverando a ver si suena la flauta.

Pero vayamos por partes: en primer lugar, tenemos un cacareado 39 Congreso del PSOE, que más chapucero no ha podido ser: Pedro Sánchez se aplaudía a si mismo, como diciendo “que contento estoy”, cuando lo cierto es que sólo le había votado un 70% de los delegados. Para entendernos, el 30% restante de delegados votó en blanco, o lo que es lo mismo, votó en blanco a ambas listas; un gesto inédito en el partido.
Pero si atendemos a la votancia de primarias del 21 de mayo, a Sánchez le votó un 50% de la militancia, por tanto cuando el Secretario General habla de que el partido está en sintonía con la militancia, sólo puede hablar de este 50%, de nada más.
En cualquier caso, este estado de cosas no será nunca algo digno de tanto aplauso, sino de preocupación ante la posible y probable tormenta interna que se avecina.

Tengo entendido que quienes votaron a Susana Díaz y a Patxi López -el otro 50%-, están esperando tranquilamente sentados y que con la misma tranquilidad piensan encarar las próximas elecciones municipales de 2019, o algunas otras anticipadas que pudieran ser convocadas; quién sabe si ante unos malos resultados no pedirán responsabilidades a Sánchez, por tanto, me temo que la “unidad” de la que tanto presume, se puede ver desautorizada por alguna revuelta interna de calado, en la que poco podrán hacer sus dos leales escuderas: Adriana Lastra -a quien se refiere el sector crítico como, una señora que no ha trabajado nunca fuera del partido, que según dicen, se lleva bastante mal con más de la mitad de la militancia de Asturias. Lastre, la llaman- y Margarita Robles, la ex juez y alto cargo en época de Felipe González, que tragó sapos y carretas con tal de ayudar a la causa socialista y por tanto entiendo, hace gala de un sectarismo suficientemente probado.

Desde el coro, Pablo Iglesias recibió con entusiasmo el discurso del Secretario General: “Que Sánchez hable de plurinacionalidad abre caminos interesantes y claves para entrar en la modernidad de España”. Vaya, Iglesias parece estar confesando que necesita los votos del PSOE para poder hacer algo. Es decir, Podemos que se presentó para “asaltar el cielo” y comerse el mundo, al final confiesa que con sus solos votos; ni ha podido, ni puede. 

En resumen, con el paso de los años el país ha cambiado mucho, pero la fantasmería permanece.

Mijail

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]