jueves, 2 de marzo de 2017

El Confidente

Se aprecia una subida en el alquiler de viviendas

Según los últimos datos estadísticos, está subiendo el precio de la vivienda en alquiler. Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona gobernados por Podemos, no han dudado en achacar esta subida a la oferta de alojamiento para turistas; exceso de turistas, dice la alcaldesa de Barcelona.

Sin embargo, el portal El Idealista opina algo muy distinto, en su análisis sobre el fenómeno, expone que casualmente, los mayores incrementos de los alquileres se han registrado en los barrios “menos atractivos” para los turistas. Por tanto, la realidad misma indica, que nada tiene que ver el turismo con el incremento en el precio de la vivienda. Tienen la convicción de que el incremento tiene que ver con una mejora en el mercado laboral y que el aumento se ha podido ver arrastrado por una escasez en la oferta, lo cual hace intuir a los propietarios del mercado en alquiler, que pueden incrementar el precio. 

Sin embargo, quizás haya otros factores que pueden incidir también en el incremento de los precios en alquiler. Hace unos años, los bancos perseguían literalmente a sus clientes para que solicitaran una hipoteca, pero el crac inmobiliario cerró este capítulo. Han aparecido otros factores en contra de conceder más hipotecas, las “clausulas suelo”, “stop desahucios”, que profundizan aún más si cabe, en la dirección de no dar hipotecas, de tal manera que solo las conceden cuando tienen prácticamente la total seguridad económica, de que la hipoteca no va a entrar en morosidad. En consecuencia, hay muchas familias que no pueden comprar y tiene que recurrir al alquiler. Esto hace que, al aumentar la demanda, se incremente el precio.

Claro que no nos podemos olvidar de otro factor crónico, que siempre ha aumentado el valor de la vivienda en alquiler; la inseguridad jurídica del propietario, que tras el primer impago puede pasar a convertirse en una ONG forzosa, lo cual le puede producir insomnio sobrevenido. Cuando un propietario se tropieza con un problema de este tipo, es difícil que después decida volver a poner la vivienda en alquiler; los gastos y la no percepción del alquiler durante unos meses, no animan a ello, lo cual hace que el propietario prefiera tener el piso cerrado; por lo menos no tiene tantos gastos.

Una segunda derivada de este factor, sería la correcta conservación física del inmueble y no digamos ya, si se alquila con enseres, pues esto forma también parte de la inseguridad jurídica, puesto que los desperfectos en el inmueble, que pueda haber ocasionado el arrendatario, están totalmente desprotegidos y no es difícil conocer casos, en los que los desperfectos ocasionados, ascienden a una gran cifra que por supuesto, viene obligado a sufragar el arrendador, cuando hay países europeos, en los que los desperfectos en alquiler puestos en vía judicial, suponen el embargo automático de sueldo del arrendatario, que no ha cuidado la vivienda como si fuera suya.

Seguramente hay una reforma legislativa que está pendiente: adaptar la legislación sobre arrendamientos a la realidad actual.  

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]