martes, 3 de enero de 2017

El Confidente


Europa en la encrucijada

El próximo mes de mayo, se cumplirán 60 años de la firma del Tratado de Roma, donde de forma embrionaria se comenzó a gestar la actual Unión Europea. Al margen de la fecha, nos asiste la misma certidumbre, tanto de que no ha sido fácil aunar una Unión oficial, como de que actualmente esta Unión se enfrenta a serias dificultades políticas; estamos en una situación de estancamiento político, que puede acabar corroyendo los pilares de la Unión Europea.

La victoria de Donald Trump en EEUU, hacía presagiar que de alguna manera, Europa podía contagiarse del virus populista en próximas elecciones. Hasta este punto llega la inseguridad o la poca confianza, en el comportamiento electoral de algunos políticos europeos, incluso hasta el punto de no calibrar de manera realista el resultado electoral norteamericano, donde el mayor porcentaje de votos los obtuvo el partido Demócrata, pero fruto de la ley electoral, obtuvo la mayoría de diputados Trump. Además, es muy posible que muchos de los votos de Trump, en realidad sean de castigo a la política de Obama. 

De todas maneras, para saber si Trump sería un referente a groso modo, no tuvimos que esperar mucho. El día 4 de diciembre hubo elecciones en Austria, donde ganó las elecciones Alexander van der Bellen con el partido Verdes Austríacos, frente a su oponente de derecha radical Norbert Hofer.

En Italia hace 15 años que se votó al último primer ministro, Berlusconi; los siguientes primeros ministros han sido votados parlamentariamente. El último en abandonar el cargo, Matteo Renzi, tuvo que dimitir porque perdió un referéndum de reforma constitucional. Y siendo cierto que esta inestabilidad podría alimentar electoralmente al Movimiento Cinco Estrellas y a la Liga Norte, ambos partidos coinciden en ser euroescépticos y contrarios a la inmigración. Sin embargo, no parece que si gobiernan pudieran tener demasiada libertad de movimiento político: por una parte están las exigencias de la UE y por otra está el grave problema económico que padece el país, con un sistema financiero lastrado por unos 360.000 millones de euros en créditos dudosos, además del imponente agujero del Monte dei Paschi, circunstancias que sumadas, pueden hacer subir la prima de riesgo italiana.  

Si no cambian las cosas, está previsto que la próxima batalla electoral entre partidos clásicos y populistas, se dé en Francia al llegar la primavera. Es casi seguro que los socialistas no pasarán a la segunda vuelta electoral, que deberá dilucidarse entre Fillon o Le Pen, entre un nacionalista y una ultranacionalista, por tanto euroescéptica y anti inmigración.   

Queda por ver, como afrontará Reino Unido el brexit, una situación que la primera ministra, Theresa May, dice tener controlada pero que sin embargo, se dan demasiadas condiciones como para pensar, que ni tan siquiera sabe por dónde va a comenzar el proceso de separación de la UE.  No olvidemos que esta fue una decisión que ganó por no muchos votos, la posición anti emigración.

Ante este panorama, llama la atención cuando vemos como en España, el considerado partido populista por excelencia, Podemos, es también euroescéptico pero contrariamente a todos los demás partidos populistas, es totalmente favorable a la inmigración.

Seguramente han sido muchos los errores que ha cometido la UE como tal, de los cuales parece sobresalir el imponer de una forma un tanto autoritaria, unas fórmulas económicas duras  y hasta puede que necesarias, pero sin haber hecho antes, una previa, buena y amplia  labor de pedagogía ciudadana.

Los políticos europeos están muy ocupados en sus cosas domésticas encaminadas a luchar contra el populismo, como para darse cuenta, que hace falta repensar Europa.

Hace poco que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, estuvo de visita en Madrid, donde nos dejó un análisis acertadísimo: “lo peor del momento que estamos viviendo, es que los grandes partidos imitan a los populistas”. 

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]