miércoles, 23 de noviembre de 2016

El Confidente


Cuando los estadounidenses votan en Europa

La entrada masiva de migrantes en Alemania, puso a muchos alemanes en contra de la canciller, Ángela Merkel, por haber permitido su entrada en el país.
La canciller que durante tres mandatos presidenciales, ha tenido muy buena imagen entre la mayoría de sus ciudadanos, estaba perdiendo su glamur presidencial por momentos, tanto es así, que a mediados de septiembre, su partido demócrata cristiano, CDU, registró su peor resultado electoral para el Parlamento regional de Berlín, desde el final de la Segunda Guerra Mundial; en diciembre de 1990, con las primeras elecciones del Berlín unificado, la CDU obtuvo un 40,4% de los votos, en cambio en las elecciones del 18 de septiembre pasado, solo consiguió el 18,1% de apoyos.
El Parlamento de la región de Berlín, es el décimo de los dieciséis que tiene el país y en esos comicios estaban convocados 2,48 millones de electores, lo cual puede dar una medida cierta del poco apoyo electoral que obtuvo la canciller.

Pero el mundo sigue. Y llegando al 8 de noviembre (ya saben, “el primer martes, después del primer lunes”) se celebraron elecciones en Estados Unidos, donde sorpresivamente ganó Donald Trump, el terrible. Dicen que los europeos no votamos en EEUU, pero lo cierto es que los estadounidenses, sí votan en Europa ya sea indirectamente. Y voy a explicarme.

Hasta el día 8, Merkel estaba con un apoyo electoral previsiblemente bajo, e incluso ella había comentado que ya no se presentaría a unas nuevas elecciones.
Pero esas eran las previsiones, porque siete días después y según las encuestas, los electores alemanes cambiaron de opinión: con la victoria de Trump, el terrible, apareció en escena el temor a lo desconocido, quien sabe si recordando desgraciados tiempos bélicos pasados, o si es por aquello de “más vale malo conocido que bueno por conocer”.  Y así, el segundo martes, después del segundo lunes, se anuncia que Merkel volverá a presentarse a una cuarta reelección, en los comicios generales previstos para otoño de 2017, cuando tan solo siete días antes, ya se le consideraba políticamente amortizada.
Norbert Rottgen, el vicepresidente federal de la (CDU), lo anunció en la cadena CNN:
"Se presentará a la reelección, y actuará como una líder responsable. Está determinada y preparada para contribuir y fortalecer el orden liberal internacional. La canciller es una piedra angular de este concepto político, en el que Occidente actúa como un actor global. Por lo tanto optará a la reelección, y actuará como la líder responsable que es", aseveró Rottgen.

Eliminado de la Unión Europea el Reino Unido por el Brexit, la número uno en la UE, nos guste o no, es Ángela Merkel, que se ha apresurado a recordarle a Trump, cuáles son los valores que hay que defender y además, se ha ofrecido a trabajar con él “sobre la base de esos valores”, es decir, a trabajar con él de igual a igual, no a soportar sus ocurrencias.

En base a todo, parece que la lideresa de la UE de momento está ejerciendo como tal y con pretensiones de seguir haciéndolo en un futuro, otra cosa es lo que pueda ocurrir en las próximas elecciones.

La UE está comenzando a transitar por un camino difícil, pero la Unión Europea se creó para eso, para ser una potencia mundial, por tanto veremos si se mantiene en esa aspiración.

Lo que sí puede darse, es que la elección de ese terrible Trump y sus políticas, puedan acabar actuando a modo de catalizador, generando la unión necesaria e incluso la reacción, capaz de hacer más Europa y en consecuencia, todo ello sirva para fortalecer la creación de esa gran potencia que en su día se diseñó 

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]