viernes, 26 de junio de 2015

Diario de a bordo


Carnavales de Cádiz

Los gaditanos son gente muy dada al Carnaval y al cachondeo. No se sabe si en las pasados elecciones municipales, han votado con suficiente conocimiento de causa. En todo caso la causa es el jolgorio; el jolgorio que no falte.
La esencia que mejor define Cádiz siempre ha sido y será, el choteo licencioso y socarrón. Ahí están las famosas “Chirigotas”.

Ahora los gaditanos han votado (como en todas las demás plazas) para elegir los concejales del nuevo Ayuntamiento.

Alguien que se presentaba a las elecciones, se le ocurrió decir que: “los votantes nunca se equivocan”. Visto el escenario desde otra diagonal, podríamos decir, que en demasiadas ocasiones, por lo menos, algunos “nunca aciertan”, incluyéndolo a él.

Los resultados electorales han conformado un
Buen Ayuntamiento  ¡¡¡¡¡Vive Dios!!!!

Así cualquiera. Con gente tan preparada se puede ir a cualquier parte...

Pero veamos, eso, Veamos como son ellos y ellas.


Ayuntamiento de Cádiz:

- José María González (Kichi), nacido en Rotterdam. "Profesor" de historia con 39 años. Entró como profesor interino en 2003. Estuvo unos años allá donde le mandaran (por ejemplo a Jerez).  
Aprobó las oposiciones y automáticamente, pidió una baja por depresión que duró DOS AÑOS. Nada más terminarla, transcurrido el máximo plazo legal, el sindicato USTEA lo puso como liberado y obviamente no ha dado más clases. Hasta hoy. Ahora nos da clases como Alcalde, pero como alcalde remangado, tal y como corresponde a su grupo.

- Ana Fernández, psicóloga de 42 años. Se licenció en la UNED y jamás ha ejercido. Actualmente, está "preparando unas oposiciones".

- Manuel González, funcionario de 63 años. Obtuvo el graduado escolar con 35 tacos. No aparecen más estudios.

- Laura Jiménez, de 28 años, técnico en Turismo (FP en especialidad turismo).
No tiene trabajo conocido, aunque afirma que actualmente "desempeña un proyecto que busca emplear el Arte como herramienta de inclusión, participación y transformación social".

- Adrián Martínez de Pinillos, licenciado en Ciencias Políticas, con 26 años. Sin ocupación conocida. Bueno, es boy-scout.

- Ana Camelo, de 63 años de edad y profesión desconocida, se declara activista, defensora de los derechos humanos y de los animales cuando le preguntan por su curriculum.

- David Navarro, funcionario de 43 años y "monitor en actividades sociales".

- María Romay, estudiante de 24 años. No se sabe bien que estudia, pero no se pierde un sarao del Sindicato de Estudiantes ni loca. Allá donde veas una pancarta, allí está ella. Lo suyo es levantar la pancarta, porque oye, que importa cuál sea la causa, lo importante es el levantamiento de pancarta.

En conclusión diré, que me parece muy bien, el hecho de que gobiernen el Ayuntamiento de Cádiz, unos concejales/as muy preparados,  con amplia experiencia laboral y profesional en la gestión.
Dicen ser de Podemos. Y yo me pregunto: ¿Podemos tener un Ayuntamiento mejor?

Desde luego a este alcalde que algunos llaman Kichi  y otros Kirchner (aunque a mí me recuerde mucho a un personaje que presentamos hace años al festival de la Eurovisión, llamado Chiquilicuatre), parece que estar decidido a ofrecernos mucho circo.  Posiblemente Chirigotas municipales veremos algunas, con sus coplillas, letrillas y tanguillos. Y ya puestos, mejor contactar con El Selu que es todo un experto en el arte chirigotil.
Soluciones para mejorar la ciudad o para resolver problemas generales, no sé yo si veremos muchas, pero originalidades, lo que se dice originalidades, Podemos ver, es decir, Veremos.

Dios creó a los matracas y a los canta-mañanas. Fue una equivocación. Debería rectificar.

Mijail       

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]