jueves, 16 de abril de 2015

Diario de a bordo












Caso ERE, el ex interventor, interviene

El ex interventor de la Junta de Andalucía, Manuel Gómez, imputado en el caso de los ERE por la juez Alaya, ha manifestado sentirse muy molesto con las declaraciones de Chaves y Griñán ante el Tribunal Supremo. El ex interventor aprecia que ambos ex presidentes de la JA, han basado su defensa en tratar de desviar su evidente responsabilidad en el fraude hacia los interventores de la Junta de Andalucía. Esta conducta de los dos ex presidentes es una indignidad".

Gómez, que fue interventor de la JA entre 2.000 y 2.010, sigue sosteniendo que emitió y entregó 15 informes alertando de irregularidades graves en el procedimiento de los ERE, aunque ahora admite no haber emitido “informe de actuación” porque “no procedía”.

El ex interventor al ver que Chaves y Griñán declararon ante el TS, lanzando las culpas de todo el caso sobre sus subordinados y sintiéndose aludido, declaró el martes que “es evidente la responsabilidad en el fraude los ERE, de los ex presidentes” y asegura que se dirigirá el TS para pedir poder declarar voluntariamente, añadiendo que ahora cree, que ambos ex presidentes no necesitaban un interventor en la Junta de Andalucía, "Lo que realmente habrían necesitado es un tutor que, como a los menores de edad, supliera su falta de capacidad y competencia en las diversas acepciones de ambos términos. O, mejor aún. Lo que habrían necesitado es un ángel de la guarda, que velara sus sueños de incuria y abandono".

Este ex interventor ya declaró ante la juez Alaya como imputado, al considerarlo como una pieza clave en el caso. Si en ése momento ya declaró todo lo que sabía y presentó los 15 informes alertando de irregularidades graves en la tramitación de los ERE, parece que simplemente fotocopiando todo y entrándolo en el registro del Tribunal Supremo dirigido al juez que lleva el caso, debería ser suficiente. No parece que sea preciso volver a declarar ante el juez del TS, lo mismo que ya consta en el acta de comparecencia. Claro que otra cosa sería, que cuando compareció ante Alaya, hubiera tenido algunas “lagunas de memoria” que ahora pretende transcribir.

No parece que el quid de la cuestión, esté en saber que ocurría realmente en los “consejillos” de la JA, sino en dilucidar de una vez por todas, si el entonces interventor, siguiendo la tónica existente, miró para otro lado y omitió el “informe de actuación” pasado por el registro de la JA, lo cual hubiera puesto al ex presidente del momento entre la espada y la pared.
El otro quid de la cuestión, está en dictaminar si los ex presidentes de la JA eran los máximos responsables de la institución  -como siempre se nos ha dicho-, o si lo era el interventor.
En cualquier caso, si se prueba que los 15 informes fueron recibidos por la Consejería, pues habrá que buscar responsabilidades penales de ahí hacía arriba.

La forma en que se está llevando este embrollo, tampoco contribuye en nada, en dar una imagen de buena voluntad y transparencia por parte del PSOE, sino todo lo contrario; el PSOE nos dijo, dimitiría a cualquier encausado en el mismo momento que fuera imputado. Ahora sin embargo, Pedro Sánchez, opina que no hay que obligarles a dimitir de momento, sino que hay que “dejar trabajar a la justicia”, dando la triste impresión, de que el PSOE se resiste a “desaforar” a los dos ex presidentes, quien sabe si porque teme, que ambos de verse abandonados y puesto que saben demasiado “pueden señalar a otros”.

Siempre lo mismo, donde dije Diego, digo, digo. Es la doble moral que alimenta la desafección social en este país.

Mijail

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]