miércoles, 22 de abril de 2015

Col•laboradors

















  

El azúcar, una dulzura que puede acabar amargando

Los avisos como el de que fumar puede matar, son conceptos que hoy día, mentalmente se asocian a correr un mayor riesgo de padecer cáncer, siendo ya una idea asumida por la población occidental, sea fumadora o no. Pero no siempre fue así; todos recordamos como en antiguas e incluso famosas películas de Hollywood, los actores y también las actrices, fumaban y mucho. La industria tabaquera norteamericana procuraba “influir” para que los protagonistas de la película fumaran. Los espectadores viendo el ejemplo, también eran invitados en cierta manera a fumar. La industria del cine, al comprobar que la gente fumaba, simplemente tenía la excusa perfecta para justificar la aparición del tabaco en la gran pantalla; si la gente fuma, lo tenemos que reflejar en los guiones. Todo era como una pescadilla que se muerde la cola, pero con un gran beneficiario: la industria tabaquera y unos grandes perjudicados; los ciudadanos.
Hoy en día, fumar en un recinto cerrado está prohibido en la mayor parte de países occidentales. Una prohibición que probablemente, haya llegado de la mano que supone, el convencimiento de los elevados gastos en sanidad pública que suponía el tabaquismo. 

Desgraciadamente, no es solamente el tabaco el único tóxico que se puede comprar libremente en nuestra sociedad, pues existen otras sustancias también muy perjudiciales: el azúcar es una de ellas.

El director del servicio de salud de Amsterdam, Paul Van der Velpen, asegura que el azúcar es una de las sustancias más peligrosas y adictivas de nuestro tiempo y pide a los gobiernos, hacer pedagogía con objeto de que la gente tome conciencia de los variados daños causados por esta sustancia.
Él ha colocado el tema en el debate, poniendo como ejemplo visual la obesidad, cuyos índices se han incrementado tremendamente en Holanda. Señala la obesidad vinculada con el síndrome metabólico, con enfermedades cardiovasculares y una serie de enfermedades crónicas, que ocasionan unos gastos de decenas de millones de dólares al año, a través del sistema de salud pública, poniendo especial énfasis, en que el ejercicio o actividad física no es suficiente para revertir esta tendencia.
Este director del servicio de salud, denuncia el mensaje mercantilista de la industria basada en azúcares refinados, cuando lanzan el mensaje de que si el azúcar “se consume con moderación” no tiene por qué causar problemas. Lo denuncia, profundizando en como asimila el cuerpo el azúcar, intensificando las ansias de comer, señala además como el azúcar altera el metabolismo normal de los alimentos, lo cual desemboca en la adicción, comenzando por los refrescos, que puede desembocar en enfermedades como la diabetes, aparte de la caries dental. Propone que el gobierno informe a los ciudadanos sobre los peligros y desaconseje por tanto, el consumo de azúcar.
“Aunque esto pueda parecer exagerado, al igual que el tabaco y el alcohol, el azúcar es como una droga que puede ser fácilmente adquirida en todas partes. Los consumidores deben ser conscientes de los peligros a los que se enfrentan”.

Desde luego, resulta llamativo que los sistemas médicos occidentales, aconsejen únicamente hacer ejercicio pero no digan nada sobre el consumo de azúcar.

La explicación parece haberla encontrado Cristin Kearms, del Instituto de Políticas Sanitarias de la Universidad de California; en unos archivos cedidos por la Universidad de Illinois, aparecen cartas, actas de reuniones etc, que demuestran la gran influencia que ejercieron sobre el gobierno de EEUU en política sanitaria desde 1960 a 2001, las industrias relacionadas con la base del azúcar, para ocultar los perjuicios que ocasiona. En primer lugar quedan las empresas de refrescos.


No debe ser casual, que en el pasado mes de febrero, la Organización Mundial de la Salud, haya publicado unas directrices donde recomienda reducir la ingesta de azúcar al 5% de la ingesta calórica diaria, lo que equivale a una cucharada sopera al día.

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]