miércoles, 18 de marzo de 2015

El Confidente


Una campaña electoral carente de propuestas viables

Las primeras elecciones en este largo año electoral, serán las del próximo domingo: Andalucía votará en unas elecciones anticipadas, impulsadas por el interés particular de la entonces presidenta Susana Díaz.  La ahora candidata, está que se sale de nervios; el debate televisado con otros dos candidatos fue patético, dejando entrever unos humos, una prepotencia y una rabia que no es capaz de disimular, todo lo cual desembocó en repetidas interrupciones a los otros candidatos, hasta que la presentadora del debate tuvo que llamarle seriamente la atención por enésima vez.

Díaz no soporta que le echen en cara, una tasa de paro del 35% (que en 2013 llegó al 40% en la bahía de Cádiz), ni que le recuerden los abundantes casos de corrupción de la familia socialista andaluza.

Díaz no ha demostrado tener ninguna propuesta seria y fiable que pueda ilusionar a los votantes andaluces; todo lo basa en proclamas populistas sin base ni fundamento, unas proclamas a modo de engañabobos. Porque engañabobos, es decirles a los votantes que con un gobierno autonómico socialista, la región tiene sanidad pública y educación de calidad; pues al igual que el resto de las regiones lo tienen y no están gobernadas por su partido.

A mi modo de ver, el primer problema de Andalucía es la gran tasa de paro medio, que supera nada menos que en 13 puntos a la tasa media del resto de España. Y este problema, necesariamente debe tener una causa, que definía certeramente el Observatorio Económico de Andalucía (OEA), en un estudio publicado en 2012, como “Un programa de ajuste y competitividad para Andalucía” cuando dice:
“Durante los más de 30 años de autonomía política, la comunidad autónoma andaluza ha experimentado un crecimiento semejante al resto de España... distanciándose (de la media nacional) en los años de crisis y aproximándose en las fases de expansión... El desequilibrio entre el gasto y la renta regionales ha sido una constante en el periodo autonómico. Un desequilibrio cubierto con financiación exterior procedente de transferencias públicas de la UE y del resto de España”.
Digamos que en román paladino, lo que viene a decir, es que las subvenciones de todo tipo, son el motor de una región con la mayor tasa de paro de Europa. Esto es un dato vergonzoso para España, pero también para la propia UE.

Por poner un ejemplo cercano: en el período que va desde 2007 hasta 2012, se gastaron 5.500 millones de euros en políticas de empleo. Y para  ha servido este gasto faraónico si la tasa de paro, en vez de bajar todavía ha subido más?
¿Qué se ha estado haciendo realmente? Pues dar subvenciones.

El PER es la subvención andaluza por antonomasia, una subvención institucionalizada e histórica para los trabajadores del campo. Un PER que ahora se ve facilitado, al haberse rebajado a solo 20 peonadas para poderlo cobrar. Es una autonomía donde abunda la cultura de la subvención... que asegura el clientelismo político.

Lo que ninguno de los tres candidatos mencionó, fue la intención siquiera, de ir reduciendo la cultura de la subsidio.

Se ha publicado, que casi uno de cada cuatro pensionistas no contributivos, o de invalidez que tenemos en España es andaluz.

Por poner un ejemplo digamos que estadísticamente el PIB per cápita andaluz, es de 16.666 euros, siendo el antepenúltimo de las autonomías, cuando en País Vasco es de 30.000 euros y en Madrid de 28.910 euros.

El otro gran motor de la economía andaluza es el empleo en el sector público, que suma ya 468.428 personas, el 18,5% del total nacional.

Con todas estas feas perspectivas, no cabe la menor duda de que Díaz, tiene muy complicado defender la gestión que han ido haciendo los distintos gobiernos de su partido, cuando realmente lo que han hecho según las cifras ha sido una indigestión.
A mi entender, Chaves y Griñán tuvieron que dimitir al saber que la Justicia les estaba investigando, viéndose en la necesidad de poner a alguien como presidente de la Junta. A quien tenían en ese momento más a mano era a Díaz; una vez oí decir, “No, si esta no sabe nada, pero tiene un pico…”

Ignoro cuales van a ser los resultados electorales del domingo, pero hay una cosa que todos los candidatos deben tener muy presente; cambiar la cultura del subsidio por la del trabajo, va a ser una labor titánica que en todo caso, requeriría la dedicación de varios años. 

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]