martes, 10 de febrero de 2015

Col•laboradors


El abusivo recibo de la luz

A finales del año pasado, FACUA presentó un comunicado calificando de “brutal” la subida de las tarifas eléctricas y aseguró que el oligopolio eléctrico, es “un lobby que viene dictando las políticas energéticas en España”. Añade, que el oligopolio eléctrico lidera el ranking de denuncias por fraude, interpuestas por consumidores, al mismo nivel que los operadores telefónicos y la banca.

Según el estudio realizado por la asociación Facua-Consumidores, se denuncia la liberalización desarrollada por el PP y PSOE, porque solo ha venido beneficiando al oligopolio eléctrico.
Se denuncia, que desde 2004 hasta hoy, el consumidor español, ha sufrido un aumento de un 72,3% en el recibo eléctrico, cuando en este mismo período, ni el coste de la vida, ni los sueldos o pensiones, han subido a este mismo nivel.
Dicha asociación, reclama al Gobierno, que regule una tarifa eléctrica basada en el coste real de la energía en el mercado mayorista.

Desde hace unos años, la patronal eléctrica viene echándonos en cara a los consumidores, que le debemos una diferencia, entre el precio que pagamos por la energía eléctrica y el que ellos piensan que deberíamos pagar. Una diferencia a la que dieron en llamar “déficit tarifario”. Sin embargo, cuando cada año íbamos viendo los elevadísimos beneficios que decía haber obtenido cada compañía eléctrica, nos dábamos cuenta, de que eso no podía ser sino, un déficit tarifario completamente imaginario. Y más si tenemos en cuenta, de que España es el país de UE donde la electricidad es más cara.

A mediados de enero, fue entrevistado en la televisión pública, el presidente de la patronal eléctrica UNESA, Eduardo Montes, quien comenzó diciendo, que en este país no hay un problema de pobreza energética, sino un problema de pobreza.
Cuando es preguntado sobre el “déficit tarifario”, explica que teníamos un déficit tarifario de 9.000 millones de euros, que cada año iba aumentando, de los cuales, por decisión del Gobierno, 2.000 millones los pagarán los consumidores y los otros 7.000 millones los pagarán las empresas eléctricas. A lo que añadió, que para próximos años ya no habrá déficit tarifario.

Me pregunto si no parece incoherente, que si las compañías eléctricas hasta el año pasado, decían que como consecuencia de los gastos que tenían, no repercutidos en el recibo de la luz, se les estaba acumulando un “déficit tarifario” que iba aumentando, año tras año, y cuando el gobierno les dice, que si hay déficit tarifario se lo cargarán ellos mismos, responden que es el final de este déficit. Deduzco por tanto, que este déficit era simplemente un incremento encubierto más, en el precio del recibo de la luz que pretendían colarnos.

De todas maneras, ello no significa que las eléctricas no hayan sacado nada de todo este embrollo; algo sí han sacado: de momento los 2.000 millones que pagaremos entre todos en concepto de “incremento tarifario”, es un importe que muchos de los usuarios no lo ganamos todos los meses.
Los oligopolios, siempre ganan.

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]