viernes, 12 de diciembre de 2014

Col•laboradors


Corta los cables

Todos sabemos lo cara que nos cuesta la luz ya sea en nuestras casas o en nuestras empresas. Hay que tener en cuenta que desde 2007 la luz había subido un 70%, pero es que en lo que va de año ya llevamos otro aumento del 13%.
Dicen las estadísticas que España es el país europeo donde más cara resulta la energía eléctrica, a todo ello, los gobiernos de Zapatero miraron para otro lado y el gobierno de Rajoy hace otro tanto, con un ministro de Industria que ha prometido en varias ocasiones, bajaría el recibo de la luz, pero todo ha quedado en la promesa.

El apoyo gubernamental a las eléctricas en este país es cosa que viene de muy antiguo; la dictadura inauguraba pantanos, pero las presas eran todas aprovechadas por alguna compañía eléctrica para instalar turbinas con que generar electricidad barata. Hoy en día, el inmenso apoyo y la sobreprotección que están teniendo las compañías eléctricas, es un dato totalmente innegable, si no fuera cierto, los gobiernos no les permitirían elevar tanto el precio de la energía en tiempos de crisis y cuando nos devalúan los sueldos?

Las eléctricas hacen constar que tienen “un déficit tarifario” que a mí se me antoja como un “superávit de caradura”. Es decir, cuando a final de año publican sus enormes beneficios, lo acompañan con su eterna reclamación de que tienen un déficit tarifario. ¿Qué déficit, si están presentando unos beneficios enormes? 
Podría ser, que si el Estado decidiera nacionalizar o intervenir estas compañías, se acabaran los precios de la luz tan abusivos.

Las eléctricas tienen ahora en marcha una rebelión en toda regla. El movimiento “corta los cables” denuncia el elevado precio de la luz y que sigue subiendo en tiempos de crisis. Este movimiento ha creado la Fundación Desarrollo Sostenible, que en principio no parece ser dependiente de ningún grupo político y que pretende asesorar a familias y pequeñas empresas, para que se puedan dar de baja en las compañías eléctricas e instalen en los techos de sus casas o pequeñas empresas, unas placas solares para producir su propia luz, de una forma independiente y legal, sin conexión con la red eléctrica a la que ahora estamos conectados.

Este resulta ser, un concepto de autoconsumo, en el que el usuario mediante placas solares y acumuladores, genera la luz que consume durante todo el año, todo ello proyectado y equipado con diversos dispositivos automatizados que permiten un consumo y un confort tal, como lo teníamos con una conexión a la red tradicional, pero sin recibo mensual que se va incrementando con unas subidas continuas.
En todo caso, este autoconsumo independiente, nace como una alternativa al precio abusivo que impone el oligopolio eléctrico al precio de la luz, e intenta implantar en las ciudades un fenómeno que ya está funcionando en entornos rurales desde hace años.
Se precisa un tejado donde instalar las placas o una orientación cara sur. El precio de la instalación, va en una horquilla entre los 12.500 euros, para una instalación que genera 3 kilovatios, a los 24.000 euros para una que genera 7 kilovatios. Garantizan que el coste queda amortizado en 8 años.

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]