martes, 25 de noviembre de 2014

Diario de a bordo


Llegaron tiempos del “Tócame Roque”, en el país de “Sálvese quien pueda”

Hoy es el día. Mas presenta en Barcelona, ante un millar de personas convocadas  -entre los que figuran empresarios, artistas e intelectuales-, su plataforma electoral, es decir la lista del “president”, con la cual tiene previsto concurrir a unas elecciones autonómicas anticipadas, que se rumorea podrían tener lugar el próximo 22 de febrero.   

Lo novedoso del movimiento arturiano, es confeccionar una lista electoral –se dice que tiene ya los primeros nombres anotados y él mismo en el primer puesto- al margen de su partido, puesto que la elige él, no su partido. CDC, con la lista electoral que emana de la plataforma, queda relegada a un segundo plano. Es como si Mas pretendiera superar su lealtad al partido que le ha encumbrado en la presidencia de la Generalitat y que le paga el sueldo.
La lista de la “plataforma ciudadana”, que de forma individualista  prepara Mas, sería colocada con calzador como lista de CDC –o esto parece-, suponiendo el sacrificio de Convergencia. Este nublado de pedrisco, es el que creen ver asomar en el horizonte, numerosos militantes. Pero ni Mas ha consultado –por lo que dicen- su estrategia con el partido, ni nadie con peso dentro de la formación convergente ha levantado la voz para impedirlo. Parece ser, que hay una losa muy pesada que aplasta todas las voces: la sede de CDC embargada por el caso “Palau”, con todo lo que pudiera devenir del mismo, no digamos si finalmente el juez encarcelara a Millet por una temporada y este decidiera cantar, en este caso, es de suponer que no cantaría precisamente el “Himno de la Alegría”. Cuidado, porque Núñez con sus ochenta y pico tacos está enchironado para una buena temporada. Ya no sirve aquello de que a uno no lo encarcelan debido a su edad avanzada.
Pero resulta que si la imagen de CDC está tocada por el caso Palau, también lo está y con mayores razones por el caso “Pujol”. Otro, Pujol, que debería tener en cuenta lo que le ha sucedido a Núñez y que además ya ha dejado muy claro en sesión del Parlament, que si él cae, también caerán otros.
Ahora a todo ello –que no es poco-, hay que sumar la querella contra Mas, otro caso que también afecta la imagen de CDC, cuyo  entorno dirigente, está esperanzado en que el TSJC inadmitirá la querella. Sin embargo este extremo no está garantizado, puesto que si ello tuviera lugar, la imagen que darían, sería que los jueces del TSJC podrían estar conchabados con los nueve fiscales i CiU-ERC. En cualquier caso si fueran inadmitida, Fiscalía puede recurrir la inadmisión al Tribunal Supremo, quien previsiblemente haría reabrir y continuar el curso de la querella, con el consiguiente e innecesario, escándalo añadido.

Parece, que el embrollo puede acabar en un delito de desobediencia probada para Mas y sus mariachis, que colateralmente, pondría volver a poner negro sobre blanco, que CDC y UDC han cambiado su catalanismo honrado y moderado, por un independentismo radical, ilegal  y hasta con visos de más bien poca honradez.

Puestas así las cosas, no es de extrañar que muchos militantes crean estar asistiendo, nada menos que a la voladura de CDC, quedando muy tocada UDC, que siempre ha sido como una rémora de la primera.
Mas y sus compinches harían costado a la plataforma que propugna la lista del “president”, junto a ella iría como en un cortejo electoral ANC, Ómnium Cultural, y al final de toda la comitiva CiU. El partido que gobernó Cataluña durante 23 años con autoridad y prestigio, convertido en el último miembro de una plataforma. Y cómo se sentirían, todos los “cargos bien pagados” que tienen ahora CDC y UDC colocaditos, que no son pocos?

Pero no es este el único movimiento plataformista electoral que ha impulsado “Podemos” con su ejemplo. Ahora en ERC, Junqueras también anda enfrascado en su propia plataforma ciudadana. Y por si fuera poco, Duran también pretende hacer lo mismo, para ello está organizando conferencias en pos de adhesiones. A su plataforma le llama Construïm, después de haber participado, junto a sus compis, como no, en la destrucción de la convivencia en Cataluña. Este Duran tiene un panorama político especialmente complicado. Además si gana “Podemos” las elecciones y todos nos tenemos que dejar “coleta”, no sé cómo hará él para lucir la suya?

El trasfondo final de esta función teatral en Cataluña resulta ser muy diáfano; mucha unión independentista para convocar un referéndum ilegal, pero cuando se huelen el tufillo electoral, aparece la desunión junto con el sálvese quien pueda. Las poltronas bien pagadas van muy buscadas.

En resumen, todo aquello de las grandes ideas, para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, que pregonaban cuando nos pedían el voto en período electoral, quedan todas por demostrar. En cambio que tienen unas poltronas muy bien pagadas, queda demostrado con solo buscarlo en la web de la Generalitat.

En todo caso y si de algo puede servir esta reflexión, es el preguntarse que prometían y que han hecho, quienes forman partido de gobierno, CiU y ERC.

Mijail

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]