jueves, 24 de marzo de 2011

Opinió



La losa de los copagos

Cuando llegan las fechas electorales solemos ver las mismas escenas, siempre alguien pregunta por el copago sanitario; es en este momento cuando todos los políticos profesionales miran para arriba haciéndose el sueco, como dice mi vecina.
Los políticos acercándose las elecciones, niegan todos que se vaya a instaurar el copago sanitario porque no hay un euro en la caja del estado, por no hablar de números rojos o negativos en forma de deuda.
Se nos lanza al globo sonda de copago sanitario, para hacernos pagar por la sanidad y luego se llenan la boca de “Sanidad Pública”, cuando ya tenemos que pagar una parte importante por los medicamentos.

El nuevo Consejero de Salud catalán, ya ha recomendado que la gente se haga un seguro privado, pero no dice nada de anular la cuota duplicada de la sanidad pública. Cómo se nota que viene de la empresa privada.

Ya sólo faltaba que un magistrado relevante de Barcelona, acabe de pedir el copago judicial “para aquellos ciudadanos que acudan a la Justicia y no ganen el pleito”. Es decir, que luego esto se puede extender a todos los que pierdan un juicio, porque si alguien me demanda, yo tendré que “acudir” a la Justicia para defenderme, luego si pierdo, a pagar. Lo malo de todo esto, es que la Justicia no es una ciencia exacta como creen muchos, sino “interpretativa” y podemos ganar o perder un juicio por múltiples motivos, depende del asunto, del juez que te toque, del abogado que nos lleve bien el asunto o de otras circunstancias, como que a uno no le admitan un elemento de prueba, que considerábamos fundamental.
¿Y a esto le llamamos una Justicia que es igual para todos, porque si no puedo pagar, no puedo pleitear. Esto es justo?

Ya sólo falta que nos pongan el copago educativo (que en gran parte ya lo pagamos en las universidades).
También nos pueden poner el copago en seguridad, por ejemplo si alguien avisa para algo a la policía, luego le pasan el recibo.

Sinceramente todo esto me parece el mundo al revés. Es como decirnos, ustedes paguen unos grandes impuestos, pero de servicios les daremos más bien poquitos; mejor dicho, ustedes sólo están para pagar y callar. Y no molesten. Este es el concepto que tienen nuestro políticos de “lo público”; como dice el mecánico que repara mi coche: “Lo poco que nos pagan de sueldo, aún nos lo intentan quitar por todas partes”.
Me parece que este país es un abuso y un desmadre. Usted que piensa?

Mijail

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]