jueves, 17 de septiembre de 2009

A día de hoy

¿Arona; “favores y tejemanejes en una alcaldía”... sólo en una?

El pasado día 8, en el Palacio de Justicia de Arona (Tenerife), compareció ante el juez Nelson Díaz y durante 10 horas, el actual alcalde del municipio, José Alberto González Reverón, acusado de prevaricación, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos.

El llamado “caso Arona” se salda de momento con 34 imputados, entre los que figuran 12 ediles, técnicos y personal laboral del Ayuntamiento, el arquitecto municipal, un Consejero del Cabildo de Tenerife, un cabo de la Guardia Civil, dos agentes de la Policía Local y algunos empresarios. Las imputaciones de unos 70 presuntos delitos que se reparten entre ellos, van desde la prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, cohecho y falsedad documental.

El asunto llegó a manos de la Justicia en marzo de 2007, aunque hasta ahora estaba en fase de instrucción y bajo secreto sumarial, pero a lo que parece, no será muy difícil intuir la sentencia.


El abogado de la acusación, Felipe Campos, se dijo defraudado: “Me parece increíble, que el presidente de la Corporación Municipal de Arona, me tenga miedo y no haya tenido el valor de responder a los argumentos que defiendo”.Campos añadió todo seguido, que el alcalde reconoció que en el municipio ha habido “enchufismo”. En este sentido relató que: “el alcalde dijo hasta en tres ocasiones, que era consciente de que había cometido tráfico de influencias y que ya no hacía estas cosas”.


Después de 13 horas en los juzgados, de las cuales 10 fueron de declaración ante el juez, el alcalde visiblemente cansado, manifestó: “tengo absoluta tranquilidad porque no tengo nada que esconder ni de mi vida política ni de la personal”.
No parece que pueda haber tanta tranquilidad, si uno reconoce ante el juez, haber cometido un delito, que puede acarrearle una condena, no sólo de inhabilitación, sino también de cárcel.

Según el letrado de la acusación particular, Gladys Tacoronte, secretaria del Ayuntamiento, en su declaración “ha confirmado toda la administración paralela irregular (o ayuntamiento en negro) que ha habido en Arona y toda la red de favores y tejemanejes que ha funcionado en esta alcaldía".Presuntamente, existió una especie de ayuntamiento paralelo al oficial desde el cual el grupo gobernante de Arona (CC) dio respuesta a los deseos y necesidades de la población, a través de favores con los que se podía intentar obtener un rédito electoral, lo cual constituiría una clara desviación de poder.

Un alcalde de una población de 75.000 habitantes, que es licenciado en geografía e historia, que ha trabajado como director en una entidad bancaria y que es concejal desde 1991 por Coalición Canaria (CC-PNC), parece que debería saber en todo momento, donde queda la línea roja de la ilegalidad que desde el poder no se debe traspasar.

Reconocer, que se ha cometido tráfico de influencias y acto seguido, decir que ahora ya no se hacen estas cosas, no les exime de su responsabilidad.


(Podeu teclejar u ombrejar, copiar  i enganxar al buscador del YouTube:)
Rueda de prensa Caso Arona 12 - 09 - 09 

Publicación del Registro de Intereses de Bienes del que habla el Alcalde

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]