miércoles, 3 de septiembre de 2008

(2008 sep) Desde la muralla


"José Luis, te queremos mucho"

El vendaval de la financiación autonómica ha irrumpido este verano como un huracán que puede arrasar algunas cosas. Se trata de un huracán que no aparece en los mapas meteorológicos pero cuyos vientos pueden llegar a voltear algunas sillas.

Si algo queda patente en el Gobierno de Zapatero, es que escogió a Solbes por su fidelidad, de ello no cabe ninguna duda. Y lo que dijo Solbes hace cosa de un mes, no es para echarlo en saco roto: “Se han acabado las negociaciones bilaterales, como antes” y “el Estatut no es el único que hay que tener en cuenta porque también hay otros”. Para que el ministro hiciera esta advertencia tan directa, necesariamente debía tener el consentimiento o quizás, la indicación de Zapatero; la prueba es que el presidente no le ha rectificado.

No hace falta que Iceta se ponga en plan Alfonso Guerra catalán, entre otras cosas, porque Guerra no ha conseguido gran cosa para los ciudadanos a pesar de su verborrea viperina.
Tampoco es creíble la velada amenaza de Montilla, “José Luis te queremos mucho, pero queremos más a Catalunya”. Para analizar el peso de esa frase, no hay más que tener en cuenta los hechos de 1983, cuando entre la UCD y el PSOE pactaron la LOAPA, una ley “armonizadora” con una potente carga contra los estatutos autonómicos. En aquella ocasión, Raimon Obiols, candidato en aquel entonces a la Generalitat, conminaba al PSC a abstenerse en las votaciones del Parlament, con lo cual se aprobó la impugnación, que sentenció el Tribunal Constitucional, declarando la inconstitucionalidad de 14 artículos, dejando la ley tan mermada como inservible a los taimados propósitos de UCD y PSOE.

La ley no pudo aplicarse en su esencia, pero González apartó a Obiols de la candidatura tan pronto como le fue posible. Y confieso que siempre he sospechado que la mano ejecutora del desplazamiento de Obiols fue Montilla, si bien existen fotos de esos días, donde unos jóvenes Guerra y Obiols, están cenando en Barcelona con unas caras muy serias.
Decididamente, Montilla tiene muy presente la crisis de la LOAPA. Así que podemos dejar su frase un tanto recortada para acercarnos a la realidad y podría ser algo que así: “José Luis, te queremos mucho” Y punto.

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]