miércoles, 1 de abril de 2015


La fuerte irrupción de Ciutadans

En las recientes elecciones andaluzas, Ciutadans dio un gran paso electoral adelante; pasó de no estar presente en Andalucía, a cosechar en dos meses, nada menos que 368.000 votos, lo cual les da nueve diputados, que aritmética parlamentaria en mano, pueden llegar a ser decisivos y decisorios, para conformar el nuevo gobierno andaluz.
C’s ya dio una clara señal de apoyo electoral, cuando el año pasado sacó casi 500.000 votos en las europeas, lo cual le dio dos diputados.
Con estas dos citas electorales, este partido catalán nacido hace pocos años para combatir al pujolismo, ha pasado al ámbito nacional de una manera casi espontánea.

Algunos analistas sostienen que el votante español pide caras nuevas y que esta es una de las causas por las que han irrumpido con fuerza en les elecciones andaluzas dos partidos con caras nuevas, aunque la cara de Albert Rivera no es precisamente nueva, sino que ya apareció desnudo, en un cartel electoral otoñal, hace nueve años. Por tanto algo más debe haber que este original cartel electoral, para que este joven político encandile a tanto votante. Puede que sea su discurso con un estilo concreto y directo, puede que sean las ideas claras que muchos de los votantes han debido callar, por no ir contra lo “políticamente correcto”, cuando este estúpido concepto, no deja de ser una muleta más, en la que se apoyan algunos partidos corruptos, para explotar electoralmente algunos complejos patrios. Puede que también tenga algo a ver, su firme decisión demostrada, de apartar a todo aquél que se ve acusado de corrupción.

Digo que C’s está dando un gran salto, cuando además de Andalucía, comienza a tener gran implantación en Madrid, Valencia y Murcia.

Según ha publicado el partido está teniendo una media de 21 nuevos militantes cada día, que pagan una cuota de mensual de 10 euros.
En Cataluña está aumentando la afiliación en la zona del Vallés, Bajo Llobregat, Hospitalet y la Tarragona costera. En Girona y Lleida tienen menos implantación pero también intentarán obtener buenos resultados en las próximas elecciones de mayo.

Parece increíble que un partido que dio el salto a la política nacional en junio del año pasado, aparezca ahora con que puede obtener hasta tres concejales en el Ayuntamiento de Madrid, donde dice contar con 1.400 militantes, al igual que en la Asamblea de Madrid, donde podría tener hasta seis diputados.
También estiman las encuestas, que podría obtener diputado en las Cortes valencianas.
En Cataluña también crecería en voto; se prevé que obtendría cuatro ediles en el Ayuntamiento de Barcelona, además de poder llegar a ser la tercera fuerza política en el Parlament, detrás de ERC y CiU.

Si todas estas previsiones se confirman, C’s será el espejo en el que los demás partidos se miren para intentar de alguna manera, copiar su manera de hacer, cuando la receta es muy simple y hace muchos años que está inventada: no prometer la luna, no engañar a tus electores y no participar en la podredumbre de la corrupción. Si a esto le añadimos un pensamiento lo más exento posible de complejos, unas ideas claras y una comunicación directa hacia los ciudadanos, que se centre en sus problemas, basándose además en algunos parámetros de prioridad como pueden ser, lo urgente, lo necesario, lo posible y lo superfluo, tendremos la receta perfecta.

Si para algo ha servido la crisis, ha sido para limpiar corrupción, pero también, para que los ciudadanos  hayan aprendido a intuir en cierta medida, cuando un político -o un partido- hace política en favor de los ciudadanos, o para beneficiarse él. Esta es la cuestión.

Mijail

Etiquetas:






<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]